domingo, 7 de agosto de 2016

"Nunca claudiques", de Seb Kirby

Escribo esta reseña, no como traductora de la novela, sino como filóloga y lectora aficionada a la literatura policíaca. Nunca claudiques es un magnífico thriller que, aunque suene a tópico, engancha desde la primera hasta la última página, gracias en parte al estilo ágil y directo, y a los abundantes diálogos. Rebosante de acción y de vueltas de tuerca, no es, sin embargo, el típico whodunit, donde sólo nos interesa saber quién es el/la asesin@, sino que aquí el mayor interés reside en los diversos temas que se abordan: la corrupción de las altas esferas económicas (en este caso italianas), involucradas en actividades que incluyen el narcotráfico, la explotación sexual y los vertidos ilegales de residuos, y, sobre todo, el arte, que funciona como hilo conductor de la trama, con referencias eruditas a obras concretas, explicaciones sobre técnicas de restauración y alusiones a los aspectos sórdidos del mercado del arte. En un momento de cuasi-saturación de novelas literalmente policíacas, es decir, en las que el/la protagonista es siempre miembr@ de las fuerzas de seguridad del estado, lo cual de alguna manera sirve para perpetuar el estatus quo (al contrario que la novela negra original, que pretendía subvertirlo), resulta muy refrescante que el protagonista (“detective”) de Nunca claudiques, Jim Blake, sea un hombre “normal y corriente”. Por otra parte, los personajes, tanto principales como secundarios, tienen profundidad psicológica y a mí personalmente, como especialista en estudios de género, me ha gustado especialmente el hecho de que, aunque el protagonista es masculino, los personajes femeninos sean todas mujeres fuertes e independientes, algo todavía infrecuente en la literatura contemporánea.

Editorial: Createspace
Disponible en: https://www.amazon.es/Nunca-Claudiques-emocionante-trepidante-thriller/dp/1533553564/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1470555584&sr=8-1&keywords=nunca+claudiques

No hay comentarios:

Publicar un comentario